Señales de que necesita mantenimiento del horno y limpieza de conductos

Señales de que necesita mantenimiento del horno y limpieza de conductos

Su horno requiere un mantenimiento adecuado para que pueda seguir funcionando de manera eficiente. Los conductos por donde circula el aire caliente también necesitan limpieza. Se recomienda realizar el mantenimiento del horno al menos una vez al año y la limpieza de los conductos en dos o tres años.

Sin embargo, es posible que deba hacerlo con más frecuencia si hay más personas en la casa, si tiene mascotas o si la casa genera más polvo o suciedad. La limpieza de los conductos y el mantenimiento de la calefacción en buen estado ofrecen varios beneficios, incluidos los siguientes.

Ahorre factura de energía

Si su horno no se mantiene correctamente, es posible que no funcione de manera eficiente, lo que significa que tiene que trabajar duro para alcanzar la temperatura establecida.

Los conductos sucios también dificultan el paso del aire caliente, lo que obliga al sistema de calefacción a trabajar más para mantener las habitaciones calientes. Como resultado, utiliza más energía, lo que lleva a un aumento en la factura de energía.

El mantenimiento adecuado del horno y los conductos lo ayudará a ahorrar en su factura de electricidad, ya que el sistema no tendrá problemas para generar y distribuir aire caliente a su hogar.

Mejorar la calidad del aire

La suciedad, el polvo, los excrementos de animales y otros desechos pueden acumularse dentro de los conductos a largo plazo. El moho también puede crecer debido a la humedad.

Dado que el aire viaja a través de los conductos, estas partículas pueden mezclarse con el aire, por lo que usted y su familia pueden respirarlas. Esto puede causar problemas de salud. Asegúrese de que sus conductos estén limpios para que proporcionen una buena calidad del aire.

 

Evite reparaciones frecuentes

El mantenimiento regular detectará problemas potenciales incluso antes de que empeoren, evitando así reparaciones frecuentes que pueden ser frustrantes y costosas.

Haga que el horno y el conducto duren más

La suciedad y otras cosas que se acumulan en los conductos pueden dañarlos a largo plazo. El calefactor también puede funcionar mal con más frecuencia y puede caducar prematuramente si no se le da el mantenimiento adecuado. El mantenimiento regular de los ductos y hornos extenderá su vida útil, maximizando así su inversión.

Prevenga el envenenamiento por monóxido de carbono

El gas puede tener fugas de un horno defectuoso. Cuando se inhala monóxido de carbono, causará envenenamiento. La exposición a él puede hacer que pierda el conocimiento de inmediato y, si no se trata de inmediato, puede incluso causar la muerte.

El mantenimiento regular de su sistema de calefacción puede evitar fugas de gas, manteniendo así a su familia a salvo de peligros de envenenamiento.

Mantenga el hogar cálido

Un calefactor con el mantenimiento adecuado calentará el aire de manera eficiente, mientras que los conductos limpios lo distribuirán sin problemas en el hogar. Mantendrá el hogar cálido y hará que la familia se sienta cómoda.

Se recomienda un período determinado para realizar el mantenimiento de los conductos y el horno, pero es posible que deba hacerlo con más frecuencia debido a diversos factores.

Además de tener varias personas y mascotas en tu hogar, algunos letreros te indican que es hora de limpiar los ductos o darle mantenimiento al horno. Si vive en el área, una compañía HVAC Aurora IL con experiencia puede hacer el trabajo por usted.

Señales de que necesita limpieza de conductos

  • Filtros de aire obstruidos. La mayoría de los fabricantes recomiendan cambiar los filtros de aire cada tres meses o 90 días. Sin embargo, es posible que sus conductos necesiten una limpieza si sus filtros de aire se obstruyen con más frecuencia que eso.
  • Conductos de aire obstruidos. Si ve que sale suciedad visiblemente por el respiradero, es una señal segura de que se ha acumulado demasiada suciedad en los conductos y que necesita una limpieza.
  • Moho y moho alrededor del sistema HVAC. El moho y el moho crecen en un área húmeda y pueden propagarse rápidamente. Si los ve alrededor de su sistema HVAC, como las rejillas de ventilación, el horno o la unidad de aire acondicionado, también están presentes en los conductos de aire, por lo que necesita una limpieza profesional para eliminarlos.
  • Mal olor de los conductos de aire. Los excrementos, los insectos muertos y la suciedad que se acumula en los conductos pueden causar mal olor, por lo que también es una señal de que sus conductos necesitan limpieza.
  • Pobre flujo de aire. Será difícil que el aire pase a través de un conducto de aire sucio, por lo que sus conductos podrían estar sucios si nota un flujo de aire deficiente.
  • Factura energética superior. El sistema HVAC trabajará más duro para empujar el aire caliente a través del conducto si está sucio, lo que también aumentará su consumo de energía y generará una factura de energía más alta.
  • Reparación o renovación mayor de la vivienda. La suciedad podría entrar en los conductos debido a una reparación o renovación importante en su hogar, así que asegúrese de limpiarlos.

Señales de que necesita mantenimiento del horno

  • Incremento En La Factura Eléctrica. Si su sistema de calefacción está en mal estado, necesita trabajar más para lograr la temperatura ideal, lo que contribuye a una factura de energía más alta.
  • Ruidos inusuales. Si escucha ruidos además del sonido típico proveniente del motor, también es una señal de que su horno necesita mantenimiento. Los ruidos pueden significar que algo está desgastado y necesita reparación o reemplazo. Si no lo soluciona de inmediato, el problema podría empeorar y terminar en una reparación más costosa.
  • Dificultad para mantener el hogar caliente. Como se mencionó, un sistema de calefacción que no recibe el mantenimiento adecuado tendría problemas para mantener caliente su espacio a largo plazo.

Podría causar molestias e incluso mareos debido a la temperatura. Si la caldera tarda más tiempo en calentar la casa, es imprescindible contratar un servicio de mantenimiento profesional.

  • Ciclos frecuentes. Cuando el sistema del horno detecta que el aire está más frío que la temperatura establecida, realiza un ciclo o se enciende para calentar el aire.

Sin embargo, si no funciona bien, notará ciclos frecuentes, que pueden causar daños a la unidad si no se reparan de inmediato. Además, también causará facturas de energía más altas. Obtenga la ayuda de los expertos de inmediato cuando note que algo sucede con su sistema de calefacción.

  • Llamas Anaranjadas O Amarillas. Un horno que funciona correctamente tiene llamas azules. Si nota que el suyo se vuelve naranja o amarillo, hágalo lo antes posible, especialmente si experimenta náuseas, mareos y dolor de cabeza. Estos podrían ser signos de una fuga de monóxido de carbono.

Asegure el mantenimiento regular de su horno y conductos para mantener el sistema funcionando de manera eficiente, distribuyendo aire caliente a su hogar sin afectar la factura de energía.

Además, si ve signos de conductos sucios o de hornos que funcionan mal, obtenga ayuda profesional de inmediato para evitar que el problema empeore.

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.